Nos subimos en una de las sopas más conocidas de este país rumbo a Bangkok. La sopa Tom Yam Kung toca todas las papilas gustativas de tu boca, desde el ácido hasta el dulce pasando por el salado y el picante. Su intenso y aromatizado sabor con ese puntito picante te sienta directamente en un puesto callejero dando las gracias por poder disfrutar de un sabor tan increíble!!

🙏🙏 Kap khun kâ (o si eres chico, Kap khun khrap)

¡¡Por fin aterrizamos en Tailandia!!

La primera parada en este alucinante país que Fubuki adora tanto por su cultura, paisajes, gastronomía como por su hermosa gente, será Bangkok.

Antes de continuar, nos gustaría compartir con vosotros una curiosidad que tal vez no conozcáis. El nombre de la capital de Tailandia es el más largo del mundo “Krungthepmahanakhon Amonrattanakosin Mahintharayutthaya Mahadilokphop Noppharatratchathaniburirom Udomratchaniwetmahasathan Amonphimanawatansathit Sakkathattiyawitsanukamprasit“. Si, si, una locura total e imaginamos que lo habéis intentado leer con el mismo éxito que nosotros, ninguno. Aquí os dejamos la bonita traducción en español: “Ciudad de ángeles, la gran ciudad, la ciudad de joya eterna, la ciudad impenetrable del dios Indra, la magnífica capital del mundo dotada con nueve gemas preciosas, la ciudad feliz, que abunda en un colosal Palacio Real que se asemeja al domicilio divino donde reinan los dioses reencarnados, una ciudad brindada por Indra y construida por Vishnukam”. Este larguísimo nombre está en desuso y los tailandeses utilizan “Krung Thep Maha Nakhon” o simplemente “Krung Thep“, literalmente “Ciudad de ángeles” para nombrar a lo que internacionalmente se conoce como Bangkok (“aldea de la ciruela silvestre”).

Nuestro objetivo está claro, encontrar la mejor Tom Yam Kung o Tom Yum Goong (ต้มยำกุ้ง) del lugar y, para ello, nos sumergirnos por los barrios, mercados y callejones de la ciudad en su búsqueda.

Hay muchas maneras de viajar por esta inmensa y bulliciosa ciudad de más de 10 millones de habitantes, nosotros elegimos el Skytrain (BTS), un tren elevado con parada en las principales zonas de la ciudad, ya que es rápido, cómodo y barato. Patearemos sus callejones y subiremos en los famosos y divertidos tuk-tuks para así disfrutar con todos nuestros sentidos mientras zigzagueamos por este paraíso callejero. Cada rincón es una posible joya gastronómica donde deleitar las mil variedades de pinchitos, brochetas, sopas, noodles, arroces, curry, rollitos, etc. Todo expuesto sin trampa ni cartón, fresco y cocinado al momento.

“¡Sube que nos vamos!”

En Bangkok está la mejor comida callejera o “Street Food” del mundo y siempre hay puestos funcionando; los tailandeses comen a todas horas y casi no cocinan. Es una forma de vida que se ve reflejada a cada paso que das por la ciudad.

Como buenos detectives, debemos conocer bien a quién estamos buscando para saber si lo hemos encontrado.

El Tom Yam es una sopa muy aromatizada que engloba perfectamente la cultura gastronómica tailandesa por su mezcla de sabores y olores con ese toque picante.

Su caldo se elabora a base de galangal, ajos, chillis, salsa de pescado, limoncillo, hojas de lima kaffir y zumo de lima. Puede prepararse con distintos ingredientes como pollo (gai), pescado (pla), mariscos (talay), langostinos (kung o goong) y, además, se puede añadir leche de coco al caldo (nam kon). En Fubuki nos encanta la cremosa textura que da la leche de coco y, por eso, vamos en busca de Tom Yam Kung Nam Kon(ต้มยำกุ้งน้ำข้น), sopa de langostinos con leche de coco.

Elegimos como punto de partida Saan Lak Meuang, un pilar ubicado en el km 0 de Bangkok. Estamos en el barrio Rattanakosin del distrito central de Phra Nakhon muy vinculado a los orígenes de Bangkok conservando muchos palacios y monumentos de esa época; además de múltiples templos, mercados, museos, etc. pero no queremos perder nuestro objetivo y, sabemos que, a pocos minutos caminando encontramos la zona de Sao ching cha, un paraíso gastronómico lleno de puestitos ambulantes y pequeños restaurantes donde tratar de encontrar nuestra deliciosa sopa.

Tras varios días y noches recorriendo esta frenética e increíble ciudad decidimos que es imposible elegir la mejor. Hay tantos lugares alucinantes que sirven la mejor Tom Yam Kung de Bangkok que regresaremos a Tarifa para intentar recrear esos maravillosos sabores y servirte la mejor Tom Yam Kung desde nuestro corazón a tu mesa!!

“Todavía nos queda mucha Tailandia por visitar. Seguiremos por aquí un tiempito para poder empaparnos de sus tradiciones, sabores, olores, espíritus y de esa sonrisa permanente que ilumina la cara de las gentes de este país”.

Categorias:

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button